Budapest, “La Perla del Danubio”, fue constituida en 1873. Las 3 ciudades Buda, Pest y Obuda se unen. El Danubio no separará más las ciudades, sino que las unirá a través de puentes.

Hoy son 7 puentes de tráfico vial-peatonal los que unen las dos partes de la ciudad. Ahora visitaremos el Margit Hid.

Margit hid o Puente Margit es uno de los puentes más importantes que unen Buda y Pest. Con abundante tráfico vial, lo cruzan líneas de buses, tranvías y una línea de metro. Asimismo ofrece unas vistas muy bellas de la ciudad. Se encuentra adornado por imponentes esculturas en sus pilastras. Debe su nombre  a la Margitsziget, isla que cruza y conecta desde su parte sur, que  es una de las islas más cuidada y estimada de la ciudad. Destaca la vista que ofrece del parlamento culminado a finales del sg. XIX. Es el centro de la legislatura húngara y se construyó siguiendo los planos  de Imre Steindl.

La Margitsziget es uno de los lugares más apreciados por los nativos. En ella se pueden encontrar diversos lugares de esparcimiento para todas las edades. Muchos vecinos de los alrededores utilizan la isla para mantenerse en forma. Es un microcosmos dentro de Budapest donde se puede desconectar de las siempre apretadas agendas de los turistas sin perder  de vista a su gente.

Budapest, “La Perla del Danubio”, con su cálida hospitalidad, su atmósfera apasionada y apasionante, ofrece una prespectiva única que no debes dejar escapar, desde el Margit Hid o Puente Margit.

Nos vemos en nuestra siguiente aventura en algún otro lugar del mundo.


Rivesaltes es un pequeño pueblo muy cercano a la ciudad de Perpiñán. Se encuentra en el departamento de los Pirineos Orientales franceses y la Región Languedoc-Rosellón. Posee el clima cálido y agradable de las ciudades próximas a la costa catalana aunque vive también los fuertes vientos característicos de la zona. A orillas del río Agly, Rivesaltes está principalmente dedicada al cultivo de la vid y la producción de vino con denominación de origen, entre los que destacan sus vinos dulces o Muscat.

La tranquilidad que transita por sus calles y sus edificaciones armoniosas son otros puntos destacables de Rivesaltes. Sin embargo, resalta sobre todo su iglesia románica del siglo XII, Sainte Marie d’ Espira de l’Agly, con sus capiteles con motivos antropomorfos, zoomorfos y fitomorfos, es decir, con formas de seres humanos, animales y plantas, que se encuentra muy bien conservados. Veremos, pues, pastores con sus ovejas, ángeles con sus fieles, exuberantes plantas, aves de rapiña e incluso dragones o seres mitad animales mitad humanos.

La iglesia Sainte Marie d’ Espira de l’Agly abre sus puertas a las visitas todos los sábados en invierno a las 18 horas y en veranos a las 18.30 horas.

 

Video

 

Priego de Córdoba es una localidad de la provincia de Córdoba, se encuentra ubicada en la cordillera subbética andaluza y un punto importante en la conocida Ruta del Califato, la multitud de manantiales que la rodean le ha hecho merecedora de sobrenombre de “Ciudad del agua”, asimismo, es considerada “Joya del Barroco Cordobés”, ya que en ella abundan numerosas y valoradas construcciones de estilo barroco.
Se encuentra en un punto estratégico de la región que la hace estar alrededor de 100 kilómetros de distancia de ciudades tan importantes como Córdoba, Jaén, Granada, Málaga y Sevilla. Esta situación estratégica ha marcado su historia y la ha hecho ir de la mano de los acontecimientos históricos más importantes y de sus consecuencias.
No en vano fue uno de los centros urbanos de importancia del Califato de Córdoba que vivió los enfrentamientos internos que lo haría formar parte del Reino Nazarita en el siglo XII. La influencia de la cultura árabe se encuentra patente en sus calles y en muchos de sus monumentos. Asimismo, encontraremos esa conjunción estética con la cultura cristiana, a la que pasó a pertenecer definitivamente cuando Alfonso XI, en el siglo XIV la anexo a sus territorios reconquistados.
Desde el siglo XVI, y sin mayores sobresaltos, Priego de Córdoba ha sabido conservar y potenciar su industria textil y artesana a la que se encuentra muy ligado.
El Parque Natural de La Sierra Subbética de Córdoba abarca numerosos municipios, entre los que se encuentra Priego de Córdoba, posee una superficie de 31,568 hectáreas y ofrece a sus visitantes paisajes de belleza y gran importancia geológica, simpáticos contraste de paisajes, así como una destacable flora y fauna propias del lugar.
Si te animas a visitar Priego de Córdoba, no dejes de visitar los monumentos tanto arquitectónicos como escultóricos que posee la ciudad que van desde las hermosas Fuente de la Salud, que data del siglo XVI, o la Fuente del Rey, de estilo barroco, levantada a inicios del siglo XIX, que posee tres estanques y ciento treinta y nueve caños, y que es considerada Monumento Nacional. O una de sus numerosas iglesias que van desde el gótico-mudéjar de la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción a las más barrocas como la Iglesia San Pedro o la rococó Nuestra Señora de las Angustias. Entres estas, podremos ser testigos de la evolución arquitectónica piadosa de la ciudad visitando entre tantas otras la Iglesia de San Francisco, la Iglesia del Carmen, la Iglesia de las Mercedes, la hermosa Iglesia de Nuestra Señora de la Aurora, por mencionar algunas.
También cabe mencionar el Castillo de la ciudad, fortaleza árabe reformada en los siglos XIII y XIV, de carácter esencialmente militar y austero, del mismo modo que su muralla.
Otras construcciones de carácter civil son las Carnicerías Reales, mercado del siglo XVI, la Plaza de Toros, el Ayuntamiento, la Casa de Don Niceto Alcalá Zamora y Torres, la Casa de Don Alfonso Lozano Y Sidro. No podemos dejar de mencionar el hermoso Barrio de la Villa, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1972, de inspiración medieval y musulmana con sus calles sinuosas, blancas y estrechas.
Como se ve en esta corta reseña, Priego de Córdoba tiene mucho que ofrecer a la vista y al placer estético del viajero. Otro tanto podremos decir de las ventajas culinarias de la región, en donde podremos saborear sus platos más típicos como Relleno de Carnaval, las Albóndigas de Semana Santa, el Piñonate o el Revuelto de Collejas , con el gusto tan peculiar que da la denominación de origen de su aceite de oliva.

Eskapa y descubre Priego de Córdoba