ciudad_rodrigo_escudo.jpgEn Salamanca, en el corazón de Castilla y León, a sólo 20 kilómetros de la frontera con Portugal, se levantan las murallas que encierran y protegen a Cuidad Rodrigo.
Su situación privilegiada la ha hecho vivir activamente la historia y los acontecimientos que desde su fundación tuvieron lugar en la región. Así, pues, no debe extrañar descubrir testimonios culturales e históricos de lo más diversos, desde vestigios pre-históricos como dólmenes o grabados rupestres en cuevas hasta los más recientes testimonios que sus muros aún conservan las huellas de la Guerra de Independencia contra Napoleón a inicios del siglo XIX.
El hecho de limitar con Portugal ha marcado su historia. En medio de los devaneos fronterizos, fue defendida tanto por caballeros portugueses o castellanos hasta que Isabel de Castilla, en el siglo XV, la ganó para su territorio y convirtió a Ciudad Rodrigo en uno de los tres puntos fuertes que custodiaban sus fronteras. Fruto de esto es la fortificación de la ciudad y su estructuración básicamente defensiva. Su posición geográfica, también, en el siglo XVI, dotó a la ciudad de una importante influencia de la comunidad de judía que había convertido Ciudad Rodrigo en punto clave en su ruta de hacia el exilio.
El visitante, al adentrarse en sus callejuelas medievales, podrá ser testigo de excepción de uno de los principales conjuntos histórico artísticos del oeste castellano. La ciudad guarda innumerables y destacados inmuebles declarados BIC (Bien de Interés Cultural), como el Castillo de Enrique II de Castilla, mandado construir por el rey Enrique II Trastámara en 1372, o su Catedral de Santa María de estilo románico-gótico, sus 2 kilómetros de murallas del siglo XII que protegen la ciudad, el Palacio neo-gótico de la Marquesa de Cartago, la Casa del Primer Marqués de Cerralbo, en la Plaza Mayor, que data del siglo XVI, y su misma Capilla, el Ayuntamiento, entre tantos otros edificios concentrados todos en un mismo lugar, que harán de nuestra visita un acierto.
De otro lado, la riqueza gastronómica de la zona harán las delicias de los que aprecian la comida tradicional. No se debe pasar por Ciudad Rodrigo sin probar su farinato, un embutido elaborado con miga de pan, grasa de cerdo, pimentón y especias, sus patatas meneás, su chanfaina y su hornazo. En cuanto a postres, destacan su bollo maimón, pastel típico, y el repelao.
Si, finalmente, visitas Ciudad Rodrigo no te debe extrañar presenciar alguna de sus numerosas fiestas tradicionales, por ejemplo, la fiesta de San Sebastián, del 20 de Enero, o la de San Blas, del 3 de Febrero, la Charrada en Sábado Santo, el festival más importante de folklore charro, el Lunes de Aguas, el primer lunes después de Pascuas, cuando todos disfrutan del típico hornazo en el campo, el Martes Mayor, el segundo martes de Agosto, cuando Ciudad Rodrigo se convierte a algo parecido a un mercado medieval, o la Feria del Teatro, en la última semana de Agosto. Aunque su fiesta principal sea la Fiesta o Carnaval del Toro, antes de Cuaresma, encierros a caballo, a pie, corridas, capeas, etc., en una fiesta de la que se tiene testimonio desde el siglo XV.

Visita Ciudad Rodrigo y sumérgete en su cultura.

ciudad_rodrigo2.jpg

 

* Foto de Reino de León, usuario Panoramio.

Anuncios
 
Primera parte: 
 
 
Segunda parte:
 

Tercera parte:
 


 



 

blason_sisteron_en_provence.jpg

 Puedes ver la video guía de Sisterón acá.

Sisteron es una ciudad ubicada en la región francesa de Provence-Alpes-Côte d’Azur, específicamente en el departamento Alpes-de-Haute-Provence (Alpes de Alta Provenza).Se encuentra a 130 km de Marsella y a 180 de Aviñón y Niza.Es una bella ciudad de 8000 habitantes, cuyo agradable clima (un promedio de 300 días de sol) atrae numerosos visitantes todo el año.Está situada en la orilla del río Durance, a 485 m sobre el nivel del mar.Ostenta con orgullo ser la ciudad natal del famoso poeta francés del siglo XIX, Paul Arène, de haber formado parte de la Route Napoleon, el camino que Napoleón realizó a su regreso de la Isla de Elba, y, yendo más lejos, en la época del Imperio Romano, haber sido enclave de la famosa Via Domitia, en dirección al norte de Italia.Sisteron está poblada de monumentos y edificios que llaman la atención, como su catedral de estilo lombardo. Sin embargo, es su fortaleza, construida en la cima de la montaña que alberga la ciudad, lo que más impresionará a cualquier viajero.

006sisteron.gif

Colgado sobre un abismo, la fortaleza que fue construida y ampliada a lo largo de los siglos, fue un emplazamiento siempre bien codiciado debido a su posición estratégica, por la que domina todo el vale del río Durante y es protegida de forma natural por las caprichosas cimas de los Alpes nacientes.No queda nada del castillo fortificado de la Alta Edad Media, hecho de palizadas y de torres precarias. La fortaleza que corona la villa en la actualidad es un conjunto de obras y ampliaciones de época muy diversa fruto de reformas sucesivas. Los demás recintos que rodean la construcción son extensiones hechas a partir del siglo XVI después de los daños ocasionados por las guerras religiosas. Estas extensiones llegarán a extenderse hasta las murallas que protegían la ciudad desde el siglo XIV.

El Museo
La fortaleza tiene un pequeño museo que repasa rápidamente la historia y los personajes destacados vinculados al emplazamiento: señores, reyes, príncipes, generales que desde los primeros tiempos de la construcción tuvieron algo que ver con su historia.Asimismo ilustra las etapas de su construcción, su crecimiento e importancia que toma en la zona, a través de dibujos, bocetos de personajes impresionados por el imponente edificio y, posteriormente, testimonios fotográficos.Cabe resaltar que es del siglo XVII y XVIII que guarda mayor testimonio ya que fue la época en que la Fortaleza de Sisteron gana mayor fama e importancia al alojar entre sus muros, en calidad de prisionero al príncipe Jean Casimir de Polonia.
 
La Capilla:
La Capilla, Notre-Dame de Chatêau, fue construida en el Sg XV sobre arcadas de pilares muy sólidos. Es de estilo gótico. Posee siete vitrales que dan un colorido especial a su interior. En su construcción se mezclaron materiales como la arenisca de Bevons con la cal gris de Chambrancon obtenibles en zonas cercanas a Sisteron.Notre-Dame de Chatêau pronto pierde su función de culto. En el siglo XVII se convierte en torreón de vigilancia. Más tarde en cárcel.En 1944 es destruida en gran parte por los bombarderos aliados que caen sobre la ciudad. Es reconstruida totalmente en 1980. Actualmente, acoge exposiciones de arte y sirve de librería y tienda.Una vez al año, el 14 de agosto se celebra una misa en la memoria de las víctimas de la guerra.
 
Un poco de historia
En 1209, la fortaleza protege la Provenza de los ataques de los delfines.En el siglo XIV, defiende la ciudad de las amenazas de bandas armadas de franceses. En 1562 la fortaleza tiene un papel importante en las Guerras de Religión. En 1639 el cardenal Richelieu encierra al príncipe Jean Casimir de Polonia, en el calabozo del torreón, quien se había aliado con España en contra de Francia. A finales del siglo XVII la fortaleza es invadida por el duque de Saboya. Una fecha emblemática en la historia de la ciudadela de Sisteron es el 5 de Marzo de 1815, cuando Napoleón es inquietado por la imponente fortaleza que le hace frente, pero que, sin embargo, lo deja pasar sin prestar resistencia, ya que ninguno de sus cañones tenían pólvora. Napoleón y sus 1200 soldados, cruzan el valle de la Duranze. En julio de 1944, la resistencia libera a los prisioneros políticos que yacían encerrados en la prisión del torreón. Ese mismo año las fuerzas aliadas dañan la ciudadela con sus bombardeos.
 

*Notas:El camino de ronda dirige al torreón que data del siglo XIII.-La zona norte es llamada “El Invierno”, por el frío que allí se siente.-En el siglo XIX se construye la escalera subterránea que lleva de la fortaleza a la puerta norte de la ciudad.  

 Vista de Sisteron desde la orilla del río Duranze

finderscreensnapz006.jpg

Vista de Sisteron desde la fortaleza:

vista-de-sisteron.jpg
 
Puedes ver la video guía de Sisterón acá