Alt Camp – Tarragona

abril 11, 2008

La comarca catalana de Alt Camp se encuentra ubicada en la provincia de Tarragona, entre el Anoia y la Conca de Barberà, por el norte; el Baix Penedès y el Alt Penedès en el este; y el Baix Camp y el Tarragonès, por el sur. Centrada alrededor de Valls, constituye el extremo nororiental del Camp de Tarragona, y comprende las tierras altas del bloque del Gaià, y las últimas estribaciones de las montañas de Prades, que la separan de la Conca de Barberà.

La mayor parte de la comarca está formada por la planicie que comparte hacia el sur con las otras comarcas del Camp de Tarragona, sin embargo, al norte de la comarca se haya un semicírculo montañoso que forma parte de la Cordillera Prelitoral Catalana. Es precisamente esta cadena de montañas la que protege la climatología de la zona de las influencias climáticas de la Depresión Central, dominando más bien el clima cálido y templado mediterráneo al que se abre con su llano abierto. Como resultado tenemos su clima suave, con diferencias moderadas entre las diferentes estaciones del año y una temperatura media anual que oscila entre los 14 °C y 16 °C. La diferencia entre estaciones es ligera y posee una variación de unos 15 grados entre invierno y verano.

Alt Camp posee varios espacios de protección especial por su valor geográfico y natural, estos son: son: las Muntanyes de Prades, Tossal Gros de Miramar, el Sistema Prelitoral Central, El Montmell-Marmellar y Riu Gaià-Albereda de Santes Creus. Por lo que no es de extrañar que uno de los principales atractivos turísticos de la comarca sea el del turismo de caminatas.

El hecho de formar parte de la Ruta del Cister, ruta que enlaza diversos monumentos arquitectónicos de la orden religiosa cisterciense, abre la puerta al turismo cultural con unos de los monumentos más representativos de la orden y de la comarca: el Monasterio de Santes Creus, que se levanta en un valle recorto, cerca del río Gaià, en un armonioso paraje en el que alternan las alamedas y los avellanos junto al río, con campos de viña y de almendros rodeados de olivos donde el valle se abre, con rodales de bosque, en un paisaje claramente mediterráneo. El visitante de la zona tiene como visita obligada la del Monasterio, en donde podrá descubrir los secretos de una de las órdenes más influyentes desde la Edad Media en la vida religiosa y cultural del mundo occidental.

Asimismo, además de los gratos paseos por la orografía suave de la comarca, es necesario vivir su cultura, por ejemplo, con dos de sus más importantes señas de identidad que le son fundamentales: los Castells o torres humanas que se elevan simbólicamente hacia el cielo ya representan la unión y fuerza del pueblo catalán y, en los que se refiere a su cultura gastronómica, los Calçots, delicioso plato más que típico de la cocina catalana, que consta de cebolla y salsa.

Eskapa y descubre Alt Camp aquí

El Monasterio de Santes Creus

La tradición

* Fotos extraídas de Wikipedia.

Anuncios